#JusticiaParaAngela

A través del hashtag #JusticiaParaAngela se dio a conocer las torturas y abusos sexuales en los centros de rehabilitación en Nuevo León.

Se trata de la muerte de una joven de 15 años, que estaba internada en un centro de rehabilitación cristiano en el municipio de Santa Catarina en Nuevo León.

Una amiga de Ángela fue quien acusó que había sido drogada y abusada y también se le dejó de suministrar la insulina para tratar su diabetes, después de cinco meses de su fallecimiento se exige que se presenten acciones legales en contra de los encargados del lugar.

@Reuters

La organización de Equis Justicia con su informe “Mujeres que usan drogas y privación de la libertad en México” mencionan que las personas son entregadas por parientes y entregadas a golpes por los guardias de estos lugares.

También declaran en el informe que otra forma de internar es por medio de patrullas quienes interceptan con mucha violencia a futuros huéspedes.

Amaya Ordorika, coordinadora general de ReverdeSer, menciona que al no tener un monitoreo constante de estos centros se les puede hacer fácil cometer diferentes tipos de abuso y actos ilícitos contra las personas internadas.

 

Pueden golpear, torturar, maltratar psicológicamente, trabajo forzado y abuso sexual, más hacia las mujeres. Por eso Amaya dice que urge la detención del discurso discriminatorio hacia los consumidores de drogas.

Cuando se ataca a las personas que llegan a tener una dependencia en sustancias adictivas, en muchas ocasiones no se les considere como personas sujetos de derechos, no se les da la garantía de acceder a gozar de un tratamiento digno, de les estigmatiza y se cree que al ser consumidores merece. Todos los abusos qué pasa.

Amaya Ordorika

También recalca que urge en beneficio de los usuarios crear un sistema de monitoreo en centros de tratamiento, motivar la denuncia de malos tratos dentro de ellos.

Equis Justicia dicen que se deben cerrar los centros de tratamiento que operan de forma irregular y liberador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *