Los pueblos indígenas enfrentan desafíos en la pandemia de COVID-19

La Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) asegura que los pueblos indígenas se enfrentan a una serie de desafíos de base y que la pandemia de Covid-19 lo empeora.

En México existen 68 pueblos indígenas y un pueblo afroamericano que conjuntan alrededor de 7.4 millones de personas hablantes de lenguas indígenas; además, suman 25.7 millones las personas que se autoadscriben a algún pueblo indígena, de las cuales 1.3 millones de autoadscriben como afroamericanas, lo que representa el 21.5 por ciento de la población nacional, revelan datos del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

Estos pueblos se les dificulta también el acceso a la atención sanitaria, que significa que crecen enfermedades transmisibles y no transmisibles, falta de servicios esenciales, saneamiento y medidas preventivas como agua limpia, jabón, desinfectante, etcétera, indica el documento “COVID-19 y la resiliencia de los pueblos indígenas», publicada por la ONU el pasado nueve de agosto.

También en el documento mencionan que las instalaciones médicas locales cercanas a las poblaciones originarias, suelen estar mal equipadas y carecen de personal.

Cuando los indígenas pueden acceder a los servicios de salud, también se enfrentan a la discriminación. Uno de los factores importantes es que en esas instalaciones ofrezcan servicio en lenguas indígenas.

El 28 de febrero pasado en la CDMX se firmó y aprobó “Declaración de Los Pinos”, que busca empoderar a los hablantes de lenguas indígenas.

En dicho evento tuvo una participación de 500 personas de 50 países, entre los que se encontraban ministros de gobierno, líderes indígenas, investigadores, entidades públicas, privadas y expertos en la materia.

En el documento hace mayor énfasis a los derechos de los pueblos indígenas a la libertad de expresión, educación en su idioma materno y la participación en la vida pública con su idioma natural.

También se destaca la importancia de permitir el uso de los idiomas indígenas en los sistemas de justicia, los medios de comunicación, laboral y programas de salud.

La UNESCO reveló que al menos el 40 por ciento de las siete mil lenguas utilizadas en todo el mundo están en peligro de desaparecer.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló en su informe “La COVID-19 y el mundo del trabajo: Un enfoque en los pueblos indígenas y tribales”, que las personas indígenas trabajan en sectores afectados por la crisis y se ven golpeados de manera desproporcionada por la pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *