Represión en la marcha conmemorativa del golpe de estado en Chile

El viernes los chilenos conmemoraron los 47 años del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, pero fue reprimida por el gobierno de Piñera.

El golpe derrocó el gobierno de Salvador Allende por el dictador Pinochet que causó más de 40 mil personas asesinadas, desaparecidas y torturadas, durante sus 17 años de gobierno.

Como cada año salen a las calles los chilenos al recordar, homenajear al presidente izquierdista, Salvador Allende.

A pesar de que pasó 47 años de los hechos ocurridos sigue impresionando la brutalidad con que llegaron los militares al Palacio de La Moneda, bombardearon por tierra, la bandera chilena flameando y el cadáver del presidente envuelto en una manta en un camastro cargado por militares y bomberos.

Bombardeo al Palacio de la Moneda de Chile, 1973.

Sin embargo Chile en los últimos años ha sufrido la desigualdad social, económica y política, que actualmente Sebastián Piñera ha reforzado y ahora hace uso de abuso poder para reprimir la manifestación.

La marcha se dirigía al Cementerio General donde está la tumba del expresidente y un memorial donde lleva grabado los nombres de los más de tres mil asesinados y desaparecidos. Más tarde llegarían los carabineros (policías) y atacaban a quien llegaba a la Plaza Dignidad y sus alrededores, con las armas que adquirió el presidente recientemente.

Foto: Reuters

Mientras el 18 de octubre se cumplirá un año de las manifestaciones de casi todo el pueblo de Chile en protesta por la Constitución de 1980, que fue creada durante la dictadura y que consagró el neoliberalismo en Chile.

El triunfo de Allende fue un tiempo inverosímil, lleno de esperanzas y colmado de fuerza popular. Aunque en un mundo y un Chile muy distintos, el 18-O ha sido también impensado, súbito, sorprendente para las élites y para los subordinados también, que abre enormes esperanzas. El plebiscito nos dirá si avanzan y cuánto. El camino es áspero, pero no hay sendero a una sociedad más justa que no sea escarpado y riesgoso”.

Jorge Arrate, quien fue ministro de Minería con Allende

El ex ministro de Minería, recordó que el derrocamiento de Allende marcó al país por muchas décadas y dejo una herida profunda en el alma popular y también enfatizó que ha sido el único que intentó cambiar el signo del poder en de 200 años de vida republicana.

Foto: AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *