ROMAIN GROSJEAN DEJA EL HOSPITAL TRAS FUERTE ACCIDENTE EN EL GP BARHÉIN

El piloto francés de la escudería Haas abandonó este miércoles por la mañana el hospital militar de Barhéin, donde se recuperaba de las quemaduras sufridas el domingo pasado durante el GP de Barhéin, anunció la escudería estadounidense.

Grosjean dejo el hospital «a las 10h30 locales» (07h30GTM), indicó Haas, apuntando que el piloto galo seguirá un tratamiento privado para sus quemaduras en la espalda y en las manos, y permanecerá en Barhéin por el momento.

El piloto de 34 años tranquilizó el martes sobre su estado de salud en su cuenta de Instagram: «Estoy cada vez mejor (…) Estoy feliz de estar vivo y poder hablaros».

El pasado domingo, el piloto francés fue víctima de un espectacular accidente justo después de la salida, cuando tras chocar contra una barrera de protección a 220 km/h, su monoplaza se partió en dos y se incendió.

El próximo fin de semana, durante el Gran Premio de Sakhir, en el mismo circuito, Grosjean será sustituido por el piloto reserva de Haas, el brasileño Pietro Fittipaldi.

Grosjean espera poder regresar para el último Gran Premio de la temporada, en Abu Dabi el 13 de diciembre, en el que podría ser su último GP en F1, ya que el francés no cuenta con volante para la próxima temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *